Servicios de externalización

La externalización de servicios tiene un papel esencial en el mundo empresarial del Siglo XXI.

Mediante la externalización de ciertas actividades o roles las compañías consiguen mejoras importantes en todos los niveles de gestión ya que pueden centrar sus recursos en actividades que son vitales en sus respectivos negocios.

Desde un punto de vista operativo, la externalización proporciona flexibilidad a las empresas, ya que los servicios pueden adaptarse a las necesidades de cada momento sin tener que realizar ajustes en plantilla. El traspaso de ciertas actividades a empresas especializadas aumenta el control del proceso y permite a las compañías liberar recursos para centrarse en el núcleo de su negocio.

Desde un punto de vista económico, la externalización puede ser un instrumento para reducir los costes operativos, dando lugar a importantes ahorros.